Sitio Declarado de Interés en 2006 por el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Guisos y locros en la cocina de invierno

En invierno
La primera referencia al guiso aparece en el texto de la cocina española se titula El libro de los guisados, escrito en el año 1525 por el cocinero del rey, Roberto de Nol

Por: Nahuel Ammed

Se abre la temporada de guisos con los primeros fríos de otoño: estos son los cinco más tradicionales de Argentina

Empieza a bajar la temperatura y a todos se nos dispara la necesidad de un plato caliente y sustancioso.



Llegan los primeros fríos de otoño y todos los argentinos empezamos a pensar en guiso. Se disparan los recuerdos de la infancia con esos aromas fuertes que salían de la cacerola de la abuela en la casa familiar.

La primera referencia al guiso aparece en el texto de la cocina española se titula El libro de los guisadosescrito en el año 1525 por el cocinero del rey, Roberto de Nola.

La publicación procede de una versión más antigua titulada Llibre de Coch del mestre Robert, jefe de cocina de Fernando I de Nápoles, en el que se detallan numerosas preparaciones culinarias de la época.





En el escrito, el guiso consiste en preparar los alimentos haciéndolos cocer en una salsa, después de rehogados, permitiendo el reflujo de los vapores durante el proceso de elaboración.

Argentina recibe la tradición europea y le agrega sus propias características. Es así que la temporada de frío es ideal para estas preparaciones.

Los 5 guisos más tradicionales en Argentina

#. Guiso de mondongo

 

Buseca es la denominación popular de los países rioplatenses para el guiso de mondongo, originario de la región italiana de Lombardía. El plato es una preparación suculenta semejante a los llamados callos a la madrileña, típico por excelencia de la gastronomía española, que mantiene a las tripas vacunas como ingrediente primordial.




Quizás  te pueda interesar nuestra cartelera de Espectáculos y Eventos 2024  actualizada mes a mes.Agendar y reservar entradas!!!!

#. Guiso de lentejas

Todo un clásico argentino y de los más económicos. Según registros, comenzó a hacerse entre el Siglo XIX y XX en España, con la cualidad de ser un plato rico, barato y muy abundante. El mismo se caracteriza por contar con una legumbre como la lenteja, que aporta fibra, vitaminas, hierro, manganeso, potasio, cobre y fósforo.



#. Locro

El guiso de origen prehispánico y preincaico, típico de varios pueblos andinos, a base de zapallo, maíz, poroto blanco y papas, originario del área de la cordillera de los Andes. Derivado del quechua ruqru o luqru, el locro argentino, desde al menos hace tres siglos, sintetiza los aportes gastronómicos europeos: el chancho, los chorizos, mondongo y numerosos aliños han sido aportados por la inmigración colonial.




#. Guiso carrero

Su origen se remonta a las campañas militares de la Conquista del desierto, en la que los soldados aportaban trozos de charqui, escasas legumbres y algunas verduras, sin que importara demasiado su irregular y discontinua variedad.



#. Guiso de arroz

Sus ingredientes están al alcance en cualquier supermercado del mundo y es de los platos más sencillos para cocinar, no importa la región ni la época del año. En general, lleva carne de pollo.

Fuente: Cucinare

DEJAR COMENTARIO